Secretario General

SUTSEMIDG

 1959 a 1961

 8-A.-Profesor Eudoxio Mora Torreblanca

El profesor Eudoxio Mora Torreblanca, nació el 1 de marzo de 1925, en Cuautepec, en la Costa Chica de Guerrero”.Sus padres fueron el señor Artemio Torreblanca Sierra y la señora Gudelia Mora Chino. Se casó con la señora Bonfilia Torres Solano, y sus hijos fueron Jesús, Arturo, Alberto, Enrique, Leticia, Rafael, Silvia, Araceli, Guadalupe, Olivia y Martha, once hijos del maestro Eudoxio.

Desde muy pequeño lo llevaron a San Luis Acatlán. Ahí estuvo hasta el año 1933. Posteriormente paso a radicar a Coyuca de Benítez, y en 1937 se trasladó a Chilpancingo. En ese tiempo llegó al gobierno del estado el General Alberto F. Berber, y con ese motivo su tío, hermano de su madre, con la que él vivía, recibió la oportunidad de trabajar en Chilpancingo, y así es como llego a esa ciudad, y es aquí donde termina su instrucción Primaria. Obtuvo una beca, en la época del General Cárdenas, para estudiar en un internado, para hijos de trabajadores que estuvo en Coyoacán del Distrito Federal, y es allí donde termina su educación Secundaria, en el año de 1941; posteriormente recibió una plaza de Maestro de Primera Enseñanza, para irse precisamente a su pueblo natal, a Cuautepec, allí empezó a trabajar en la docencia, en el año 1942, sin, obviamente, haber obtenido estudios de Normal, nada más con los de Secundaria. Ya estando en el servicio, tuvo la oportunidad de ingresar al Instituto Federal de Capacitación del Magisterio,  para muchos maestros que solamente tenían estudios de Secundaria o de Primaria. Para el año de 1961 termino estudios en la Normal Superior de México.

El maestro Mora Torreblanca es sobrino de Rubén Mora Gutiérrez y Benjamín Mora Chino, primo y hermano de su madre respectivamente. Vivió bajo el cobijo de su tío Benjamín, y convivio en muchas oportunidades con su tío Rubén, de quienes obtuvo su ejemplo, entregarse al trabajo y a participar en acciones de tipo comunitario.

El Maestro Mora Torreblanca fue Secretario de Trabajo y Conflictos en el periodo del el Maestro Fidencio Tellechea. A quien sucedió en la dirigencia sindical.

Ya como secretario general le toco enfrentar los problemas de la huelga del Colegio del estado el 21 de octubre de 1960 demandando la autonomía de la institución, (ahora Universidad Autónoma de Guerrero). Aquella huelga culmino con el asesinato de estudiantes en diciembre cerca de las instalaciones del Colegio, que a la postre terminaron con la desaparición de poderes y la caída del Gobernador del estado el General Raúl Caballero Aburto el día 4 de enero de 1961,   sucesos que originaron que también el maestro Mora Torreblanca, dejara la dirigencia sindical, pues la turba popular lo despoja de  las instalaciones del sindicato ubicadas en ese entonces en la curva de san mateo, en esta ciudad de Chilpancingo.

El maestro Mora Torreblanca también se desempeñó fuera del estado de Guerrero, como el mismo lo relata en la entrevista realizada por el destacado periodista Héctor Contreras Organista:

“Estuve en varias partes de Guerrero, trabajando. Estuve en el Ticuí (municipio de Atoyac de Álvarez) unos días. Después, en San Luis el Alto; estuve también en Palmillas, cerca de los límites con Morelos, después estuve en mi tierra; estuve en Ometepec, después me fui a Los Mochis, Sinaloa, allá nació Arturo, el segundo de mis hijos. Anduve recorriendo varios lugares, estuve en Ciudad Altamirano y en Placeres del Oro. En 1961 terminé mis estudios en la Normal Superior de México, y con ese motivo me dieron una plaza para venir a Jojutla. A fines de 1968 me nombrarón Secretario de Ajustes de la Sección Sindical en Cuernavaca. Salí comisionado con mi plaza de maestro. Cuando terminé en 1971 mi comisión, me mandaron a Tlaltizapán, pero yo ya viviendo en Jojutla, ya no me cambié de aquí, iba y venía. De Tlaltizapán pasé a Tlaquiltenango, un pueblo que está cerca; de ahí a Tehuixtla y de ahí Zacatepec, y ahí me jubilé en 87, hace 23 años”.

-¿Qué huella le dejó la actividad a favor de sus compañeros trabajadores al servicio del estado?

“La del servicio compartido, porque me entregué a realizar ese trabajo, de representarlos, yo pienso que con sinceridad. Nunca hubo eso de que dijera yo: A ver me van a dar tanto porque tengo que hacer esto. No, no, no. Lo que yo pude hacer por mis compañeros en aquél entonces, lo hice, porque estaba convencido que esa era mi obligación, puesto que yo estaba cobrando un sueldo como profesor, pero que por voluntad mayoritaria de mis compañeros estaba yo en una función sindical, entonces tenía que devengar lo que estaba recibiendo como sueldo. Y así. Eso yo lo recibí como enseñanza de mi tío Benjamín. Mi tío Benjamín, por ese lado, él, como todo ser humano, unos tienen sus virtudes pero también tienen sus defectos. Y mi tío, entre sus cualidades tuvo eso de que se comportó siempre íntegro.

-Cuál es el saludo que le manda a sus paisanos guerrerenses?

“Tengo cincuenta años de haber llegado aquí (actualmente vive en la ciudad de Jojutla, Morelos), pero sigo queriendo a mi pueblo Cuautepec, a mi tierra la Costa Chica, como región, y aquí también lo quiero, estoy desde hace algunos años trabajando en un Patronato por la cultura y la cuestión histórica de Jojutla: ´Por el Patrimonio Histórico y Cultural de Jojutla, A.C.”.

Fuente: “EL SUSPEG, relatos de su historia. Una visión de los protagonistas del movimiento sindical”, Héctor Contreras Organista-José Arturo Rodríguez Bello, editorial Garrobo, Nov. 2011.

JOIN THE DISCUSSION

*